Zona de confort profesional
Tips

¿Estás en tu zona de confort profesional?

Caer en una zona de confort a todas nos puede pasar en diversos aspectos de nuestra vida y uno de los más comunes es en lo laboral.

Estar en esta zona de confort puede suceder sin darnos cuenta, ya sea porque no disfrutamos del todo lo que estamos haciendo, porque es muy fácil acostumbrarse a estar en una posición cómoda, porque hay momentos que quizás después de tiempos complicados o de mucho trabajo preferimos tomarnos un tiempo tranquilo.

En fin, las razones pueden ser muchas y distintas para cada persona, pero lo importante es que si nos pasa podamos identificar que hemos caído en esta zona para de inmediato ponernos en acción y salir de ella.

Algunas de nosotras no ponemos atención en cómo nos encontramos con relación a nuestro trabajo, simplemente cada día nos levantamos, vamos a trabajar y volvemos a casa. Es decir, vivimos en la rutina, rutina, rutina.

Por ello, te recomiendo que de vez en cuando te tomes un tiempo para analizar cómo te sientes en tu trabajo, si disfrutas lo que estás haciendo, si tienes retos constantes y nuevos aprendizajes, si has crecido profesionalmente. Si la respuesta a todas estas preguntas es positiva, entonces vas por el mejor camino para tu desarrollo profesional.

Indicadores de que estás en tu zona de confort

Por otro lado, si ante todos estos cuestionamientos comienzas a darte cuenta que:

  • Estando en tu trabajo pasas más tiempo pensando en que ya quieres que llegue tu hora de comida o de salida.
  • Tienes mucho tiempo libre que ocupas platicando, acomodando tu lugar, comiendo, navegando en internet, posteando en alguna red social o jugando.
  • Sientes que no estás siendo productiva o te sientes tan cómoda y tranquila que te has olvidado de ser proactiva.
  • El trabajo que realizas no te gusta o no es a lo que te quieres dedicar.
  • Tus actividades simplemente las haces mecánicamente y no te están aportando nuevos conocimientos.
  • Ante la posibilidad de alguna promoción te has hecho a un lado prefiriendo la comodidad ante el crecimiento.

Es muy probable que hayas caído a tu zona de confort. La buena noticia es que ahora te has dado cuenta y está en ti elegir si quieres seguir en ella o buscar nuevos retos y alcanzar nuevas metas profesionales.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.