Más que leer

Mañanas milagrosas

Hal Elrod

Yo toda mi vida he considerado que no soy “morning person”. Desde que terminé la universidad han pasado muuuuchos años, ahí debía despertarme muy temprano para estar puntualmente en la escuela a las 7 de la mañana.

Después de ello, mi vida ha girado en torno a acudir a mi trabajo más tarde o incluso en los últimos años teniendo a solo algunos minutos de mi casa el trabajo y específicamente los últimos dos años, ni tener que salir de casa para ya estar trabajando y por ende antes de levantarme de la cama, “darme unos minutos más”.

De pronto mi curiosidad hizo que este libro llegara a mí, aunado al hecho de que durante cierto tiempo había envidiado a algunas personas cercanas a mi vida que decían despertarse muy temprano por gusto y no por obligación.

Yo con la inquietud de saber si yo podía lograrlo, tuve muchos intentos, pero siempre sintiéndome derrotada incluso antes de iniciar y así, no lo lograba.

Este es un libro muy sencillo, que plantea situaciones y reflexiones que seguramente alguna vez has pensado, pero que no has asumido, o al menos, eso fue para mí.

Se convirtió en la razón para cambiar mi chip y darme cuenta de lo que representa darte tiempo para ti, asumir mis compromisos conmigo misma y encontrar un espacio donde solo llegan cosas buenas y dejo de lado los pretextos, el “no tengo tiempo” y lo transformo en hábitos que me hacen bien

No te diré que desde que lo leí todos los días me he despertado a las 5 de la mañana, sin embargo, me ha hecho consciente de los beneficios de tener mañanas milagrosas, y ahora cuando lo deseo recurro a ellas y me hacen bien. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.