tu-lugar-seguro
Corazón abierto

Tu lugar seguro

He escuchado en repetidas ocasiones a personas que dicen “estamos en un encierro”, y sabes, personalmente esta expresión a mi no me gusta. Si bien hemos perdido temporalmente la libertad de salir a las calles con toda tranquilidad y seguridad, para mí esto no se trata de sentirnos encerrados, sino de “estar en casa”, de estar en nuestro espacio, en ese lugar que convertimos en nuestro desde que lo elegimos para vivir.

Entonces desde ese cambio de mentalidad en cómo vemos esta cuarentena es que podemos transformar cualquier otro pensamiento llevándolo hacia lo positivo.

Ahora nos toca quedarnos en casa, y quizás para muchas ese lugar se había convertido en el que solo pisaban cuando se trataba de llegar a dormir, o en aquel en donde permanecían cuando no tenían algo mejor que hacer; y entonces sin darse cuenta lo convirtieron en el lugar donde menos les gustaba estar.

Habrá algunas otras que hicieron de ese espacio su guarida, su santuario, su fortaleza, ese lugar donde al llegar por más que hubiera sido un día complicado, ahora todo estaba bien.

Cualquiera de los escenarios bajo los que visualices a tu casa, llegó este momento donde debes estar ahí, y aunque por algún momento hayas creído que ahí todo estaba mal, o incluso lo opuesto pensando que era el mejor lugar, ahora lo convertirás por muchas semanas en tu espacio.

Agradece que lo tienes, descubre cada uno de sus rinconcitos, transfórmalo si crees que es necesario,  disfrútalo ya sea sola o acompañada, y al final de este proceso podrás valorar que lo convertiste en tu lugar seguro.

Quizás en ese espacio no estemos con la gente que queremos, sin embargo, recuerda encontrar siempre lo positivo. Por fortuna hoy en día vivimos en una era donde el mundo digital nos permite seguir comunicados, y así cuando queremos hablar con alguien que no está con nosotras podemos hacerlo fácilmente; cuando necesitamos algo de comer podemos pedirlo por los distintos medios disponibles; para ejercitarnos incluso descubriremos que no necesitamos salir de casa; en nuestro hogar podemos darnos cuenta de que tenemos lo indispensable para disfrutar la vida

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.