esta-bien
Corazón abierto

Todo lo que elijas está bien

De repente en general en la vida, creo que podemos ser muy duras con nosotras mismas. Quizás si analizamos quién nos habla peor o quién nos juzga más, podremos encontrar que muchas veces somos nosotras, por no haber hecho algo, por haber tomado cierta decisión, desde aquellas más simples como puede ser no me desperté temprano para hacer ejercicio y me empiezo a regañar, hasta otras más duras como decirme insuficiente o incapaz. 

En estos momentos, donde nos sentimos ante un sube y baja de emociones, como si estuviéramos viajando en una montaña rusa donde quizás por ratos puede parecer inevitable que vengan a nosotras pensamientos de miedo, inseguridad, intranquilidad, incertidumbre, soledad, tristeza… es que se vuelve complicado mantener una rutina, siempre tener energía, sentirnos con ganas de comernos al mundo.

Al principio de la cuarentena, yo pensaba que serían unas cuantas semanas y que en ellas acabaría todos esos cursos que tengo pendientes, leería esos libros que aún sigo sin leer, emprendería ese proyecto que me he resistido a empezar, me ejercitaría más que nunca.

Sabes, la realidad es que hoy tras varias semanas no he sido constante con todas esas actividades y más que he anotado en mi lista de “cosas por hacer”. Sin embargo, hoy caigo en cuenta que eso está bien, que está bien si hoy elijo despertarme temprano y realizar todo lo que tengo en esta lista; pero también está bien si mañana me despierto con ganas de simplemente pasarla en cama viendo películas o series. 

Este es un proceso al que nunca nos habíamos enfrentando, que no estaba escrito en el guión de cómo imaginábamos este año. Entonces no debemos exigirnos tener claro lo que tenemos que hacer, lo que debemos sentir, lo que debemos lograr.

Lo más valioso al final de este tiempo será que hayamos adquirido nuevas lecciones y aprendizajes que nos dejen listas para lo que viene; que hayamos sabido navegar ante la incertidumbre y podamos sentirnos fortalecidas.

Así que no seas tan dura contigo, disfruta el viaje, y ten claro que mientras estés haciendo lo que el momento te haga sentir bien, con eso es suficiente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.